Pentecostés

on

El 31 de mayo, coincidiendo con el último día del mes dedicado a María, celebrábamos el
domingo de Pentecostés con el que poníamos fin a la cincuentena pascual.

Sí, ya han pasado cincuenta días desde el Domingo de Resurrección, cincuenta días que hemos
celebrado juntos, todos los colegios de la Fundación Educere la Pascua, el paso de Jesús
Resucitado por nuestras vidas. Es verdad que estábamos confinados, cada uno en nuestra
casa. Pero la tecnología ha permitido que desde A Guarda, en Pontevedra, hasta Castro
Urdiales, en Cantabria, pasando por Bueu, Gijón, San Vicente de la Barquera, Santander,
Laredo, Bembibre, León, Ponferrada, Benavente, Salamanca, Palencia, Burgos y Miranda de
Ebro nos hayamos unido en la oración que, con cariño, ha preparado cada semana uno de los
colegios que forma parte de la Fundación Educere.

Habíamos preparado unos materiales muy bonitos para celebrar la Cuaresma, pero no pudo
ser. Ahora ya estamos trabajando para preparar los del próximo curso 2020-21.

Hoy, con más insistencia que nunca, le pedimos al Espíritu Santo que nos ilumine con sus
dones, que nos llene de su fuerza para acabar con los miedos y los temores. Que nos ayude a
colaborar a todos los que formamos esta gran familia, la gran Comunidad Educativa de
colegios de la Fundación Educere, en la construcción de un mundo mejor y en el cuidado de la
naturaleza. Que seamos ejemplo para todos estos niños y jóvenes que el Señor ha puesto en
nuestras manos para acompañarlos en su educación, es decir, para ayudarlos a sacar lo mejor
que hay dentro de cada uno de ellos.